miércoles, 17 de marzo de 2010

LEUCOCITOS

Leucocitos

Estos son las unidades móviles del sistema protector del cuerpo. Se forman parcialmente en la medula ósea y en parte en los ganglios linfáticos, pero después de su formación son transportados por la sangre hacia las diferentes partes del cuerpo donde actuarán.

Normalmente se encuentran en la sangre 5 tipos diferentes de leucocitos. Estos son neutrófilos polimorfonucleares, eosinófilos polimorfonucleares, basófilos polimorfonucleares, monocitos y linfocitos. Además hay gran número de plaquetas que son fragmentos de un sexto tipo de célula sanguínea llamada megacariocito. Los tres tipos de células polimorfonucleares tienen aspecto granuloso, por lo que se denominan granulocitos.

Los granulocitos y los monocitos protegen el cuerpo contra los microorganismos invasores ingiriéndolos (fagocitosis). Además hay una función de otro tipo del leucocito, el linfocito, que consiste en adherirse a los microorganismos invasores específicos y destruirlos; esto es parte del sistema de inmunidad. Por ultimo la función de las plaquetas es activar el mecanismo de la coagulación sanguínea.

El ser humano adulto tiene aproximadamente 7,000 leucocitos por mm cúbico de sangre. Los porcentajes normales de cada tipo de leucocito son los siguientes:

1. Neutrófilos: 62%
2. Eosinófilos: 2.3%
3. Basófilos: 0.4%
4. Monocitos: 5.3%
5. Linfocitos: 30%

El numero de plaquetas por mm cúbico de sangre es de 300,000.

Propiedades de los leucocitos

Fagocitosis

Esta es la función más importante de los neutrófilos y monocitos y, en menor grado de algunos de los otros leucocitos.

Desde luego, los fagocitos deben ser selectivos para el material que captan; de otra manera ingerirían las propias estructuras del cuerpo. Que ocurra o no fagocitosis depende de tres factores electivos:

1. Superficie Rugosa: Si la superficie de una partícula es rugosa, aumenta la probabilidad de fagocitosis.
2. Carga Electropositiva: Casi todas las substancias naturales del cuerpo tienen cargas electronegativas de superficie que rechazan a los fagocitos, también portadores de cargas electronegativas de superficie. Por otra parte los tejidos muertos y las partículas extrañas suelen ser electropositivas y por lo tanto son objeto de fagocitosis.
3. Opsoninas: El cuerpo tiene un medio de fomentar la fagocitosis de materiales extraños específicos, combinándolo primero con “anticuerpos” proteínicos denominados opsoninas. Después que la opsonina se ha combinado con la partícula permite al fagocito adherirse a la superficie de la misma y esto fomenta la fagocitosis.

Digestión enzimática de las partículas fagocitadas.

Una vez que se ha fagocitado una partícula extraña, los lisosomas entran en contacto con la vesícula fagocítica, sus membranas se fusionan con las de la vesícula, y vacían en ella las enzimas digestivas. Así pues la vesícula fagocítica ahora es vesícula digestiva y empieza de inmediato la digestión de la partícula fagocitada.

Diapédesis

Los leucocitos pueden salir de la sangre y entrar en los espacios tisulares. Lo hacen deslizándose por los poros capilares, e incluso por orificios de algunas células endoteliales de los vasos sanguíneos, gracias al proceso de diapédesis. Esto es, aunque el poro sea mucho menor que la célula, una pequeña porción de la misma se desliza entra en constricción momentáneamente para adaptarse al tamaño del poro.

Movimientos Ameboides

Una vez que las células han entrado en los espacios tisulares, se desplazan por los tejidos mediante movimientos ameboides. Algunas de las células se pueden desplazar en los tejidos con velocidades que pasan de 40 micras por minuto, esto es, por lo menos tres veces su propia longitud cada minuto.

Quimiotaxis

Diversas substancias químicas de los tejidos hacen que los leucocitos se muevan hacia la fuente de substancia química, o se aparten de ella. Los productos degenerativos de los tejidos inflamados, en especial los polisacáridos tisulares, pueden hacer que los neutrófilos y los monocitos se muevan hacia el área de inflamación. Además, hay diversas toxinas bacterianas que producen quimiotaxis de los leucocitos.

FUNCIÓN ESPECÍFICA DE CADA LEUCOCITO

Eosinófilos: La función de este tipo de leucocito se desconoce casi por completo, aunque estas células comprenden casi normalmente del 1% al 3% de todos los leucocitos. Son fagocitos débiles y manifiestan quimiotaxia, pero en comparación con los neutrófilos, es dudoso que tengan importancia en la protección contra los tipos ordinarios de infección. Los eosinófilos entran en la sangre en gran numero después de la inyección de proteínas extrañas, durante reacciones alérgicas y en las infecciones por parásitos. No se conoce la función exacta de los eosinófilos en estas alteraciones, aunque se supone que podrían eliminar substancias toxicas en los tejidos.

Basófilos: Comprenden solo el 0.4% de los leucocitos circulantes, pero son muy semejantes a los grandes mastocitos localizados inmediatamente fuera de muchos capilares del cuerpo. Los mastocitos liberan heparina hacia la sangre, substancia que puede prevenir la coagulación de la sangre, y que también acelera la eliminación de las partículas de grasa desde la sangre después de una comida grasosa. Por lo tanto, es probable que los basófilos de la sangre circulante también secreten heparina hacia esta, o es posible que la sangre transporte basófilos hacia los tejidos, sitio donde se convierten en mastocitos y efectúan su función de liberación de heparina.

Neutrófilos: Constituyen el 62% de los leucocitos circulantes, esta célula es un fagocito extraordinario pero de tamaño muy reducido, manifiesta quimiotaxia y es considerada como la primera célula de defensa ante un proceso inflamatorio, también es denominada “célula kamikaze” ya que este tipo de célula generalmente es destruida durante los procesos de defensa del cuerpo. Su importancia se debe al hecho de que “atacan” en grupo, esto es, que se basan en la cantidad numérica la cual generalmente es mayor en los neutrófilos que la del agente causal ó cuerpo extraño.

Linfocitos: Hasta hace poco se creía que los linfocitos representaban a un grupo homogéneo de células. Sin embargo ahora se sabe que el termino “linfocito” comprende diversos tipos de células, todas ellas en esencia con las mismas características de coloración. Algunas de estas células, parecen ser células multipotenciales, parecidas a la célula madre primordial, a partir de la cual se puede producir casi cualquier tipo de célula. Muchos de los otros “linfocitos” circulatorios desempeñan funciones especiales en el proceso de inmunidad.

Monocitos: Este tipo de célula es un excelente fagocito, manifiesta quimiotaxia y se transforma en una célula especializada denominada “macrófago”, este tipo de célula como su nombre lo indica, es capaz de comer grandes cantidades de cuerpos extraños y/o restos celulares y crecer hasta 10 veces su tamaño normal. A diferencia del neutrófilo, esta célula es más lenta pero mucho más grande.

AGRANULOCITOSIS

En ocasiones se produce un trastorno clínico conocido como Agranulocitosis, en el cuál la médula ósea deja de producir leucocitos, con lo que el cuerpo queda desprotegido contra las bacterias y otros agentes que podrían invadir los tejidos. La causa generalmente suele ser envenenamiento con fármacos o radiaciones. Aproximadamente a los dos días que la médula ósea deja de producir leucocitos, aparecen úlceras en la boca y colon y la persona desarrolla alguna forma de infección respiratoria grave. Sin tratamiento suele venir la muerte en un plazo de 3 a 6 días después de iniciarse la agranulocitosis.

LEUCEMIAS

La producción incontrolada de leucocitos puede estar causada por mutación cancerosa de una célula mielógena o linfógena, con producción de leucemia, lo cual significa numero muy aumentado de leucocitos en la sangre circulante. Se dividen en leucemias linfógenas y mielógenas.

El primer efecto de la leucemia es el crecimiento metastático de las células leucémicas en áreas anormales del cuerpo. Las células leucémicas de la médula ósea pueden reproducirse con tanta rapidez que invaden el hueso circundante, con tendencia a las fracturas espontáneas.

Quizá el efecto más importante de la leucemia en el cuerpo sea el uso excesivo de substratos metabólicos por las células cancerosas en crecimiento. Las células se reproducen con tanta rapidez que tiene lugar una demanda tremenda de alimentos, en especial aminoácidos y vitaminas. Por lo tanto se agota la energía de la persona, y la utilización excesiva de aminoácidos produce deterioro rápido de los tejidos proteínicos normales del cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada